Como se pone la manguera de oxigeno

Pieza nasal de oxígeno arriba o abajo

Las cánulas nasales son dispositivos médicos que se utilizan cuando las personas no pueden obtener suficiente oxígeno para que su cuerpo funcione de forma óptima, ya sea por una afección como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), otro trastorno respiratorio o un cambio ambiental. Las cánulas nasales (y las fuentes de oxígeno a las que se conectan) son ligeras, fáciles de usar y asequibles. Pueden utilizarse en diversos entornos hospitalarios, en casa o sobre la marcha.

Una cánula nasal es un tubo pequeño y flexible que contiene dos puntas abiertas destinadas a colocarse justo dentro de las fosas nasales. El tubo se conecta a una fuente de oxígeno y suministra un flujo constante de oxígeno de calidad médica a la nariz.

La concentración de oxígeno que se utiliza con las cánulas nasales es relativamente baja, aunque existen cánulas de alto flujo; éstas permiten una salida similar a la de los sistemas de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP). Su profesional sanitario calibrará el suministro de oxígeno al nivel adecuado para sus necesidades.

Las cánulas nasales son menos invasivas que otros sistemas de suministro de oxígeno, la mayoría de los cuales implican una máscara facial. Por el contrario, las cánulas nasales generalmente no impiden comer y hablar con regularidad, y son bastante portátiles.

Cánula nasal

Las células de nuestro cuerpo necesitan oxígeno para vivir.    Cuando respiramos (inhalamos), el oxígeno entra en los pulmones.    El oxígeno es transportado por nuestra sangre a todas las partes de nuestro cuerpo donde es utilizado por las células.    Cuando se utiliza el oxígeno, queda dióxido de carbono.    Este dióxido de carbono es transportado por la sangre de vuelta a los pulmones y es exhalado.    Cuando su hijo tiene problemas pulmonares o cardíacos, es posible que no llegue suficiente oxígeno a las células.    Sin suficiente oxígeno, el crecimiento y el desarrollo pueden ralentizarse.    Aumentar el nivel de oxígeno en el aire que respira su hijo facilita que llegue suficiente oxígeno a todas las partes del cuerpo.

Lee más  Insectos que pican de noche

Su hijo se ha sometido a análisis de sangre para ver la cantidad de oxígeno que necesita.    Basándose en estos análisis, el médico ha prescrito la cantidad de oxígeno que su hijo debe tener en casa.    Esta cantidad de oxígeno es una prescripción.    Disminuir la cantidad de oxígeno puede ser perjudicial.    No debe reducirse sin la orden del médico de su hijo.

El equipo y los suministros de oxígeno serán proporcionados por una empresa de salud a domicilio.    Usted se reunirá con el representante de la empresa antes de que su hijo se vaya a casa.    El representante le llevará el equipo a su casa, lo instalará, le explicará cómo funciona y cómo debe cuidarlo.

Cánula nasal de oxígeno

Nuestros concentradores de oxígeno vienen con su cánula nasal y su tubo de goma, pero éstos sólo son adecuados para los pacientes que se encuentran en un estado estable. En el caso de una exacerbación de la EPOC o de un brote agudo de cualquier tipo, tendrá que conseguir una mascarilla facial, o una mascarilla facial especial llamada mascarilla no respiratoria si es necesario suministrar una dosis de oxígeno mucho mayor.

En primer lugar, pruébese la cánula y deslice el regulador hacia arriba para que quede bien ajustada a la barbilla y la mandíbula. Llévela durante unos cuantos usos de su concentrador para ver si le molesta. Si no lo hace, no tendrá que preocuparse por ello. El hecho de que no le moleste durante los primeros usos no significa que no le vaya a molestar en el futuro. Otros factores, como la época del año y la sequedad de tu piel en ese momento, influirán en la sensación de tu cánula. Aquí tienes algunos consejos para solucionar los problemas que puedan surgir.

Lee más  Aparatos para relajar musculos

Si la goma le roza la cara, añada acolchado a la cánula envolviéndola con esparadrapo blanco de tela para primeros auxilios. Envuélvelo dos veces si es necesario. La cinta de tela de primeros auxilios es fácil de quitar cuando empieza a ensuciarse, pero esto hará que los puntos de contacto sean más blandos y suaves contra tu piel.

Cánula nasal con propósito de colgajo

Puede necesitar oxígeno adicional si no es capaz de respirar suficiente oxígeno por sí mismo. Necesita una orden del médico para recibir oxigenoterapia. La orden incluirá la cantidad que necesita y la frecuencia con la que la necesita. Utilice el oxígeno según las indicaciones.

Cada dispositivo se conecta al suministro de oxígeno con un tubo. El tubo debe ser lo suficientemente largo como para permitirle moverse por su casa. Es posible que necesite un humidificador para humedecer el oxígeno. Esto puede evitar la sequedad de la nariz, la boca y la garganta. Pregunte a su profesional sanitario si necesita un humidificador y cómo conectarlo a su suministro de oxígeno.

La información anterior es sólo una ayuda educativa. No pretende ser un consejo médico para condiciones o tratamientos individuales. Hable con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para ver si es seguro y eficaz para usted.